Publicado el

Viajar

Un viaje empieza en el momento en el que cierras la puerta de casa. Las vacaciones pueden ser de sólo un día pero la cosa está en saber disfrutarlas. Vamos con todo programado: quiero descansar, quiero ver este monumento, quiero hacer esta actividad,… No siempre salen las cosas como esperamos pero hasta eso hay que aprovecharlo.

Este año se me metió en la cabeza venir a Portugal , a la parte de Costa que va desde Cabo San Vicente hasta Lisboa. Todavía estoy aquí y tengo que reconocer que la zona más al sur fue una decepción. No quise buscar nada por internet, ni preguntar a nadie que hubiera estado para no tener ese agobio de ” se me quedó esto”. Quizás si hubiera preguntado me hubiera ahorrado una parte del viaje pero ahora lo conozco , lo puedo juzgar y puedo sacar los pequeños rincones que sí merecían la pena porque los hay , también hay atardeceres bonitos, hay kilómetros buscando algo que guste más mientras charras y oyes la radio portuguesa,… De todo hay mientras se viaja y a mi todo me presta, porque no tengo mayor felicidad que la furgoneta , los perros y la compañía.

Ahora ya estamos en una zona con muchas más cosas que nos atraen: pueblos más auténticos, gente de aquí , playas inaccesibles, mar helado, … Pero todo fue bonito desde que cerré la puerta de casa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.