Publicado el

¿En qué mercadillo me pongo?

expositor

Estoy saturada de mercadillos.

Quiero que la gente conozca mis joyas,  las vean,  las prueben, que las puedan tocar. Internet es un gran mundo pero le falta el probador.

Busco una vía para mostrar mi trabajo y la solución evidente son los mercadillos.  Estamos en racha, hay dos millones entre los que elegir pero , ¿cuál es el mío?. Me gustaría algo muy enfocado a la artesanía, al hecho a mano real. Algo cuidado, organizado y con un público no desorbitado, entre demasiada gente es difícil moverse y mirar las cosas tranquilamente.

Aprovechando el mes que me tuve que tomar de asuntos propios fui a ver un par de mercadillos.

El primero me pareció un desastre. Todos los puestos estaban mezclados unos con otros , no sabías si la chica que vendía la miel también te podía encasquetar un collar de perro. No había ninguna diferencia entre negocios serios y la gente que en una mesa había mangado 4 tebeos que tenía por casa y ocho gorros tejidos por su abuela. Ni si quiera podías saber el nombre de la mayoría de puestos, ya que ni ellos se anunciaban ni el mapa que aportaba la organización aclaraba nada. Mucho desorden,mucha gente,  demasiadas cosas sin rasero aparente, música atronadora y discotequera ,…

El segundo no se quedaba atrás en lo que a música estridente se refiere pero estaba mucho más organizado. Parece que sí exigen un mínimo a los participantes en cuanto a lo que ofertan y a la manera de mostrarlo. También es más pequeño, con lo que resulta más ordenado, más acogedor y más limpio.

He de decir que antes de ir a verlos ya había solicitado información y el primero , el más desorganizado, funciona mucho mejor a la hora de responder. Bueno, no es que funcione mejor, es que es el único que me contestó. De hecho envié formularios y correos a diestro y siniestro y sólo tengo una respuesta. No os penséis que es porque mis productos no interesan, porque no saben quién soy ni a qué me dedico.

Sigo buscando así que  ¡organizadores del mundo, enviadme información!

 

 

 

Deja un comentario