Publicado el

Cosas que pasan

Normalmente me quedo con una muestra de las joyas que hago. Procuro usarlas para ver el resultado que dan, cómo envejecen,…  Además, soy mi propio escaparate.

Hasta ahora nunca se me ha estropeado nada pero, cosas que pasan, el otro día una cliente tuvo un problema con una pieza.

Me había encargado un anillo para regalar a una amiga con toda la ilusión.


Lo hice a la medida y se lo envié. A la amiga le encantó así que todas contentas.

Pasado un tiempo la chica que lo había comprado se puso en contacto conmigo para decirme que el esmalte se estaba quitando.

No sabéis la rabia que me dio. Cuando vendes una cosa esperas que dure, que no de problemas y que guste. Y eso es exactamente lo que va a pasar😉.

Me reenvió el anillo, se lo he vuelto a esmaltar y se lo devolveré tal y como debe estar.

Es tan importante lo que hacemos como el trato que damos. Sé que la dueña del anillo ha hecho buen uso de él, no ha utilizado productos abrasivos ni nada que pudiera estropear el esmalte así que me hago cargo de la reparación para que esté tan contenta como el día en que se lo regalaron.

Esperemos que de esta vaya la vencida y gracias por tener en cuenta que son cosas que pasan.

Deja un comentario