Publicado el

Algo especial

El oficio de joyera artesana me permite participar en regalos tan especiales como este que os voy a contar.

Un chico me pidió que hiciera un colgante para su madre, pero no podía ser un colgante cualquiera. Tenía que representar la superación de un cáncer. Le pedí que me contara la historia de su madre para poder tener más datos y crear algo que se ajustara.

Esto es lo que me contó:

La mujer estaba trabajando en su ganadería cuando una vaca le dio una patada en la cara. La llevaron al médico de urgencias y después de hacer varias pruebas, el médico salió a ver a la familia y a decirles que tenía dos noticias, una buena y otra mala. La buena era que no había fractura importante en la cara , la mala era que tenía un tumor en la cabeza.

¿Quién iba a decir que la patada de una vaca iba a ser lo que salvara la vida a una persona? Si no hubiera sido por la patada, no habrían visto el tumor.

Ahora ya ha superado el cáncer y su hijo quiso celebrarlo haciéndole ese regalo tan especial que os decía.

Un colgante de plata con un topacio azul engastado. El topacio azul simboliza la valentía y la superación de obstáculos.

La forma del colgante tampoco es al azar. La importancia de la vaca tenía que estar representada así que decidí simbolizarla con unos cuernos, pero que no fueran muy evidentes, de forma que sólo se ven claramente si miras por detrás el colgante.

Orgullosa del trabajo hecho, encantada con el resultado y feliz de saber que he acertado 100% tal y como me lo ha hecho saber su dueña.

Publicado el

Mercau de la Gascuña

Los que me seguís sabéis que el primer domingo de cada mes tenemos una cita en la Calle Gascona de Oviedo. Todos los meses nos veíamos, quedábamos para daros vuestros encargos, para probar tallas,…

Bueno, pues por capricho de algunos y por desidia del ayuntamiento , este mercado queda suspendido hasta nueva orden.

Unos vecinos nos denuncian alegando que ante una catástrofe no se podría evacuar la calle, que si alguien enferma en una casa no podría entrar una ambulancia, que si dejamos los coches aparcados en la calle de cualquier manera,…

Una serie de mentiras sin sentido ninguno. Como os decía, realmente es una capricho de cuatro vecinos a los que cualquier actividad en su calle les molesta, que la gente se divierta les molesta, y que trabajemos les molesta.

Lo que no les importa nada es si para nosotros ese mercado es importante, si lo necesitamos para llegar a fin de mes,…

Y no os lo perdáis, el ayuntamiento no tiene legislación de mercados, están con ello desde Diciembre, ahí es nada, pero no lo han sacado adelante. ¿Qué os quiero decir con esto? Que cualquier mercado que se celebre en Oviedo tiene el mismo riesgo de anularse como han hecho con nosotros. ¿Sabéis la cantidad de dinero y tiempo que se ha dejado el Mercado Ecológico y Artesano para empezar en Oviedo? Pues mañana, un vecino amargado denuncia y se acabó.

Así que desde aquí os pido a todos los artesanos participantes en todos los mercados que mañana nos unamos para protestar y hacer visible un problema que afecta a mucha gente. Amigos, vecinos, bares, restaurantes,… apoyadnos en esta batalla.

Nos vemos mañana en la Calle Gascona a las 13h.

Publicado el

Proceso creativo

Plantearse hacer una colección de joyas nueva es un proceso largo, sobretodo si partes de la nada. 

La última colección que os he presentado no nace de un día de inspiración. El primer planteamiento fue precisamente el de “quiero hacer una colección nueva”.

A partir de ahí empieza el trabajo, los días pensando en algo que sea bonito, accesible a todo el público, diferente a todo lo que está diseñado ( por lo menos a lo que yo conozco),…

Lo primero es buscar el hilo conductor, en este caso fueron las flores, pero he de reconocer que de la idea inicial a lo que después hice pasaron varios días en los que di muchas vueltas a muchas flores, pensé en hacer  diseños realistas de diferentes flores pero todo me resultaba demasiado ostentoso, un poco hortera. Al final me decanté por lo infantil, el dibujo que  cualquier niño haría , algo mucho más sencillo y en la línea que a mí más cómoda me hace sentir.

Una vez decidido el tipo de flor que haría había que pensar en cómo llevarlo a cabo para que pudiera ser una colección bonita y asequible. Esto significa otros muchos días de trabajo buscando el diseño perfecto para ello, tener claro el modo de trabajo para elaborarla y así evitar fallos a la hora de trabajar.

El resultado de todo esto es FLORA , y estoy muy contenta ya que debo ser yo la primera que esté segura de lo que hago es bonito , y puedo deciros que esta vez estoy convencida de ello. Espero que vosotros penséis lo mismo.

https://lauradeolga.com/flora/

Publicado el

La guerra de los precios

El otro día en un mercado artesanal me tocó de vecino un artesano de plata . La verdad, yo estoy encantada de que me toquen al lado compañeros de profesión porque siempre acabamos intercambiando información, trucos,… 


Era un chaval muy majo y con mucha paciencia por lo que luego vi.

Pasó una “señora” y preguntó el precio de una pieza. Cuando el chico le dijo el precio ( bien barato, por cierto) le contestó: ” Uy, qué caro” .

La paciencia de mi compañero hizo que se callara aunque luego estuvimos comentando la jugada.

¿En qué cabeza cabe que te dicten los precios? ¿Creen que están en un zoco regateando? ¿Qué conocimiento tienen del oficio para valorar si esa pieza es cara o no?  ¿En qué momento desapareció la educación para llamarte ladrón a la cara y además desde la mayor ignorancia de lo que se habla?

Cada joya hecha a mano, quieran o no, lleva un montón de horas detrás que la mayor parte de las veces no cobramos. Y eso es culpa nuestra, por tontos, por miedo a gente como esta “señora”. 

Muchas veces me planteo el poner el precio al que lo vendo y debajo lo que sería el precio de las horas de planteamiento de diseño y el de desarrollo, el del metal, el del desgaste de herramienta,…. ¡Ah! Y también debería poner lo que pago de autónomos, impuestos, IVA, asistencia a mercados,…. Quizás así se pensaran dos veces lo que van a decir respecto al precio.

Como bien decía mi compañero, él podría explicarle que tal vez no sea cara la joya , quizás es que la “señora” no tiene suficiente dinero, a ver qué cara le quedaba pero optó por ponerle una sonrisa y callar. Ahí se ve la elegancia de uno y de otro.

Y seguramente la misma “señora” irá a tiendas de “marca” donde explotan a personas del tercer mundo para hacer una camisa que luego trae un logo por el que pagas 100 veces más, pero eso no es caro. Caro es lo que nosotros hacemos porque deberíamos cobrar lo mismo que los del tercer mundo.

Lo siento, tengo la “suerte” de que me tocó vivir a este lado del mapa. Tengo la suerte de dedicarme a una profesión que me gusta aunque sea muy dura. Y tengo la suerte de encontrarme a muy pocas personas como esa “señora”.

 Y espero tener la suerte de que la gente valore mi trabajo aunque no lo pueda pagar o tenga otras prioridades para sus gastos, cosa lógica porque yo también las tengo pero eso no me da derecho a menospreciar la labor de ningún artesano.

Publicado el

Isla de Man

Un viaje, amigos, motos, un recuerdo.

Y yo la artesana encargada de llevar el recuerdo a la realidad.

Hacer piezas tan simbólicas para la gente me encanta. En este caso era aún más especial porque era para amigos pero siempre intento buscar algo que tenga un componente emotivo para el futuro dueño.

En Navidades me encargaron un marcapáginas y no me dieron ningún dato sobre la chica para la que era el regalo. Pensé , dí vueltas y no me quedó más remedio que “entrevistar” al que iba a hacer el regalo para que me diera más datos, para que el marcapáginas tuviera un significado más amplio. 

No puedo evitarlo, me vuelven loca los simbolismos , los regalos con mensaje.

El de la Isla de Man también dio su guerra, ya he hecho tres versiones de pendientes y un colgante pero la gente para la que es lo disfruta y lo aprecia, y eso es lo único importante.

Publicado el

Regala artesanía 

“Regala artesanía” es uno de los eslóganes más repetidos en nuestro gremio.

Se acerca la Navidad con su furor de consumismo y empezamos con la cantinela : “regala algo único”, ” lo hecho a mano tiene más valor “, “un defecto en una pieza hecha a mano es su seña de identidad”,…

A mí me encanta lo artesano pero he de decir que me he vuelto muy exigente. Busco artesanía pero que tenga un punto de originalidad, que sea diferente a lo que me puedo encontrar en una tienda que trabaja con productos hechos en serie. También es verdad que en esas piezas no puedo exigir perfección porque lo realmente artesano es imposible que sea perfecto pero su diseño y su acabado es lo que realmente aprecio.

También hay que ser conscientes de que vivimos tiempos difíciles. Yo no me acuerdo de la última vez que me compré ropa y podría asegurar que esa última vez que la compré fue en una gran cadena , sin marca y made in China. Y no es porque quiera, es porque no puedo pagar algo hecho a medida y a mi gusto. Tampoco pienso regatear por ello. Las piezas hechas a mano llevan un trabajo que pocos saben valorar. A veces, en mercados te piden una rebajita sin saber que siempre, y digo siempre, el trabajo manual ya lleva una rebaja porque tiene un tiempo de elaboración que nunca cobramos por completo. Deberíamos poner el precio real del trabajo y al lado el precio que cobramos para que la gente supiera lo que realmente adquiere.

Yo me voy a unir al eslogan REGALA ARTESANÍA y además voy a añadir que se aprecie ese trabajo ya que la mayor parte de artesanos, además de nuestro oficio , diseñamos el producto por completo, ejercemos de fotógrafos de nuestras piezas, trabajamos como community manager en todo tipo de redes sociales, somos creadores de webs y blogs, realizamos el packaging, llevamos la contabilidad de empresa, …

También entenderé que no se pueda adquirir una pieza tan especial por el bajo poder adquisitivo que tenemos pero que lo apreciéis, piropeeis ese trabajo y lo apoyéis sería el gran regalo para nosotros, esos pequeños empresarios que tantos campos estamos obligados a abarcar.

Gracias a todos los que aportéis ese granito de arena.

Publicado el

Reparaciones de joyería

No suelo coger reparaciones pero tampoco suelo decir que no a una amiga.

Le habían regalado unos pendientes de México y ella no suele poner pendientes tan  grandes así que decidió transformar uno en anillo.


Cuando me lo dio no vi nada extraño, parecía que iba a resultar fácil pero había trampa.

Lo primero que tenía que hacer era quitar la piedra para que al dar fuego no se estropease y me puse con ello. No había manera de sacarla, parecía que estuviera pegada con el mejor pegamento inventado hasta la fecha. 

Empecé a pensar en posibles soluciones, una de ellas era hacerle un taladro por la parte trasera y empujar pero ya empezaba a tener dudas y decidí consultar con mi maestro joyero .

¡Menos mal que existe Marce! Sin ver la pieza ya dio con la clave. Me explicó que hay una técnica bastante extendida en México , que es rellenar el chatón con una especie de resina teñida y cuando seca y endurece se le da forma haciéndola parecer una piedra. Al ser resina (o pegamento o masilla o lo que sea) no se le puede dar fuego alegremente porque puede quemar y derretirse.

La solución pasaba por hacer el taladro ( en algo había acertado) y dar calor con mucho cuidado a la vez que hacía fuerza por el taladro.

Después de sudar tinta para poder despegar la “piedra” acabé el encargo de mi amiga. Va a poder lucir su anillo gracias a mi suerte y a mi Marce.

Publicado el

Cosas que pasan

Normalmente me quedo con una muestra de las joyas que hago. Procuro usarlas para ver el resultado que dan, cómo envejecen,…  Además, soy mi propio escaparate.

Hasta ahora nunca se me ha estropeado nada pero, cosas que pasan, el otro día una cliente tuvo un problema con una pieza.

Me había encargado un anillo para regalar a una amiga con toda la ilusión.


Lo hice a la medida y se lo envié. A la amiga le encantó así que todas contentas.

Pasado un tiempo la chica que lo había comprado se puso en contacto conmigo para decirme que el esmalte se estaba quitando.

No sabéis la rabia que me dio. Cuando vendes una cosa esperas que dure, que no de problemas y que guste. Y eso es exactamente lo que va a pasar😉.

Me reenvió el anillo, se lo he vuelto a esmaltar y se lo devolveré tal y como debe estar.

Es tan importante lo que hacemos como el trato que damos. Sé que la dueña del anillo ha hecho buen uso de él, no ha utilizado productos abrasivos ni nada que pudiera estropear el esmalte así que me hago cargo de la reparación para que esté tan contenta como el día en que se lo regalaron.

Esperemos que de esta vaya la vencida y gracias por tener en cuenta que son cosas que pasan.

Publicado el

Mi primera feria de artesanía

Por fin Laura de Olga se va con sus anillos, sus pendientes y sus yescas a una Feria de Artesanía.

Se me presenta la oportunidad cerca de casa, en el pueblo de Cabañaquinta. Y es importante que así sea. Con la globalización, Internet y redes sociales nos olvidamos de que nuestro cliente es nuestro vecino, el que nos conoce, que prefiere hacerte el gasto a ti por la confianza, el que sabe  dónde tiene que picar si hay algún problema,…

Llevo más de un mes preparando esto. Yo , hasta ahora, sólo trabajaba por encargo, no tenía stock y ahora tengo que rellenar un stand, que ya os adelanto que va a ser pequeño porque me enfrento , como siempre, a mis millones de dudas: ¿invierto un pastizal?,¿ llevo piezas diferentes a las de la web o sigo con lo mismo?,¿me dará tiempo a hacer todas las piezas?,¿podré hacer frente a los pedidos a la vez que preparo la feria?


Y así ando, con la ilusión de mostrar mi trabajo a mis vecinos y amigos. Que se enteren de que Laura De Olga existe y que además soy yo, soy la chica que antes les ponía copas y que ahora usa sus manos para hacer joyería.


Así que en Cabañaquinta os veo el domingo 12 de Junio. Y espero que paséis a ayudarme a llevar mejor los nervios de mi primera feria.

GRACIAS!

Publicado el

Libélula de plata

El encargo era una libélula de plata. Un colgante para regalar a una madre exigente.

Las libélulas están mil veces hechas por lo que el diseño ya me imponía. Tenía que ser algo diferente a lo que había y con sello propio.

Una vez clara la idea en mi cabeza me puse manos a la obra:

1- Lo primero es cortar las alas de la libélula, sacar la forma de una chapa de plata cortando con la segueta.

libelula-plata-proceso11

 

2- Cortar y preparar la segunda chapa que se soldaría a las alas superiores.

libelula-plata-proceso9

libelula-plata-proceso8

Deben quedar limadas y lijadas por el interior ya que luego se sueldan sobre el ala y ya no se pueden arreglar.

libelula-plata-proceso7

3- Recortar las alas y limar.

libelula-plata-proceso6

4- Una vez tengo hechas las 4 alas hay que lijarlas perfectamente para que queden planas y lisas. Os contaré un secreto, los planos son de lo más difícil de la joyería porque hay que darles muy buen acabado ya que en el momento que se pule reflejan el mínimo defecto.

libelula-plata-proceso5

5- El cuerpo de la libélula está hecho con hilo redondo de plata. Hay que estirarlo al grosor que deseamos y ,en este caso, limar la parte trasera en plano y hacer la parte inferior un poco más fina, para darle forma.

6- Hacer el chatón redondo que conformará la cabeza.

libelula-plata-proceso4

libelula-plata-proceso3

7- Ahora que ya tengo todas las partes de la libélula hay que empezar a soldar.

libelula-plata-proceso2

libelula-plata-proceso1

8- Otro repaso de lija y a darle al azabache. Hay que cortar una pieza redonda y luego ajustarla al chatón de la cabeza.

libelula-plata-proceso

9- El colgante era para poner en un collar con cierre bastante grande por lo que tomé la decisión de hacer un asa que se abra,con un cierre de seguridad,  de modo que podemos ponerla casi en cualquier collar.

libelula-plata-proceso0

10- Llego a la fase del pulido, a manchar manos y a hacer brillar este colgante tan bonito que así quedó.

 

Colgante de plata y azabache. PVP: 90€
Colgante de plata y azabache.
PVP: 90€