Publicado el

Proceso creativo

Plantearse hacer una colección de joyas nueva es un proceso largo, sobretodo si partes de la nada. 

La última colección que os he presentado no nace de un día de inspiración. El primer planteamiento fue precisamente el de “quiero hacer una colección nueva”.

A partir de ahí empieza el trabajo, los días pensando en algo que sea bonito, accesible a todo el público, diferente a todo lo que está diseñado ( por lo menos a lo que yo conozco),…

Lo primero es buscar el hilo conductor, en este caso fueron las flores, pero he de reconocer que de la idea inicial a lo que después hice pasaron varios días en los que di muchas vueltas a muchas flores, pensé en hacer  diseños realistas de diferentes flores pero todo me resultaba demasiado ostentoso, un poco hortera. Al final me decanté por lo infantil, el dibujo que  cualquier niño haría , algo mucho más sencillo y en la línea que a mí más cómoda me hace sentir.

Una vez decidido el tipo de flor que haría había que pensar en cómo llevarlo a cabo para que pudiera ser una colección bonita y asequible. Esto significa otros muchos días de trabajo buscando el diseño perfecto para ello, tener claro el modo de trabajo para elaborarla y así evitar fallos a la hora de trabajar.

El resultado de todo esto es FLORA , y estoy muy contenta ya que debo ser yo la primera que esté segura de lo que hago es bonito , y puedo deciros que esta vez estoy convencida de ello. Espero que vosotros penséis lo mismo.

https://lauradeolga.com/flora/

Publicado el

Isla de Man

Un viaje, amigos, motos, un recuerdo.

Y yo la artesana encargada de llevar el recuerdo a la realidad.

Hacer piezas tan simbólicas para la gente me encanta. En este caso era aún más especial porque era para amigos pero siempre intento buscar algo que tenga un componente emotivo para el futuro dueño.

En Navidades me encargaron un marcapáginas y no me dieron ningún dato sobre la chica para la que era el regalo. Pensé , dí vueltas y no me quedó más remedio que “entrevistar” al que iba a hacer el regalo para que me diera más datos, para que el marcapáginas tuviera un significado más amplio. 

No puedo evitarlo, me vuelven loca los simbolismos , los regalos con mensaje.

El de la Isla de Man también dio su guerra, ya he hecho tres versiones de pendientes y un colgante pero la gente para la que es lo disfruta y lo aprecia, y eso es lo único importante.

Publicado el

Reparaciones de joyería

No suelo coger reparaciones pero tampoco suelo decir que no a una amiga.

Le habían regalado unos pendientes de México y ella no suele poner pendientes tan  grandes así que decidió transformar uno en anillo.


Cuando me lo dio no vi nada extraño, parecía que iba a resultar fácil pero había trampa.

Lo primero que tenía que hacer era quitar la piedra para que al dar fuego no se estropease y me puse con ello. No había manera de sacarla, parecía que estuviera pegada con el mejor pegamento inventado hasta la fecha. 

Empecé a pensar en posibles soluciones, una de ellas era hacerle un taladro por la parte trasera y empujar pero ya empezaba a tener dudas y decidí consultar con mi maestro joyero .

¡Menos mal que existe Marce! Sin ver la pieza ya dio con la clave. Me explicó que hay una técnica bastante extendida en México , que es rellenar el chatón con una especie de resina teñida y cuando seca y endurece se le da forma haciéndola parecer una piedra. Al ser resina (o pegamento o masilla o lo que sea) no se le puede dar fuego alegremente porque puede quemar y derretirse.

La solución pasaba por hacer el taladro ( en algo había acertado) y dar calor con mucho cuidado a la vez que hacía fuerza por el taladro.

Después de sudar tinta para poder despegar la “piedra” acabé el encargo de mi amiga. Va a poder lucir su anillo gracias a mi suerte y a mi Marce.

Publicado el

Mi primera feria de artesanía

Por fin Laura de Olga se va con sus anillos, sus pendientes y sus yescas a una Feria de Artesanía.

Se me presenta la oportunidad cerca de casa, en el pueblo de Cabañaquinta. Y es importante que así sea. Con la globalización, Internet y redes sociales nos olvidamos de que nuestro cliente es nuestro vecino, el que nos conoce, que prefiere hacerte el gasto a ti por la confianza, el que sabe  dónde tiene que picar si hay algún problema,…

Llevo más de un mes preparando esto. Yo , hasta ahora, sólo trabajaba por encargo, no tenía stock y ahora tengo que rellenar un stand, que ya os adelanto que va a ser pequeño porque me enfrento , como siempre, a mis millones de dudas: ¿invierto un pastizal?,¿ llevo piezas diferentes a las de la web o sigo con lo mismo?,¿me dará tiempo a hacer todas las piezas?,¿podré hacer frente a los pedidos a la vez que preparo la feria?


Y así ando, con la ilusión de mostrar mi trabajo a mis vecinos y amigos. Que se enteren de que Laura De Olga existe y que además soy yo, soy la chica que antes les ponía copas y que ahora usa sus manos para hacer joyería.


Así que en Cabañaquinta os veo el domingo 12 de Junio. Y espero que paséis a ayudarme a llevar mejor los nervios de mi primera feria.

GRACIAS!

Publicado el

Libélula de plata

El encargo era una libélula de plata. Un colgante para regalar a una madre exigente.

Las libélulas están mil veces hechas por lo que el diseño ya me imponía. Tenía que ser algo diferente a lo que había y con sello propio.

Una vez clara la idea en mi cabeza me puse manos a la obra:

1- Lo primero es cortar las alas de la libélula, sacar la forma de una chapa de plata cortando con la segueta.

libelula-plata-proceso11

 

2- Cortar y preparar la segunda chapa que se soldaría a las alas superiores.

libelula-plata-proceso9

libelula-plata-proceso8

Deben quedar limadas y lijadas por el interior ya que luego se sueldan sobre el ala y ya no se pueden arreglar.

libelula-plata-proceso7

3- Recortar las alas y limar.

libelula-plata-proceso6

4- Una vez tengo hechas las 4 alas hay que lijarlas perfectamente para que queden planas y lisas. Os contaré un secreto, los planos son de lo más difícil de la joyería porque hay que darles muy buen acabado ya que en el momento que se pule reflejan el mínimo defecto.

libelula-plata-proceso5

5- El cuerpo de la libélula está hecho con hilo redondo de plata. Hay que estirarlo al grosor que deseamos y ,en este caso, limar la parte trasera en plano y hacer la parte inferior un poco más fina, para darle forma.

6- Hacer el chatón redondo que conformará la cabeza.

libelula-plata-proceso4

libelula-plata-proceso3

7- Ahora que ya tengo todas las partes de la libélula hay que empezar a soldar.

libelula-plata-proceso2

libelula-plata-proceso1

8- Otro repaso de lija y a darle al azabache. Hay que cortar una pieza redonda y luego ajustarla al chatón de la cabeza.

libelula-plata-proceso

9- El colgante era para poner en un collar con cierre bastante grande por lo que tomé la decisión de hacer un asa que se abra,con un cierre de seguridad,  de modo que podemos ponerla casi en cualquier collar.

libelula-plata-proceso0

10- Llego a la fase del pulido, a manchar manos y a hacer brillar este colgante tan bonito que así quedó.

 

Colgante de plata y azabache. PVP: 90€
Colgante de plata y azabache.
PVP: 90€
Publicado el

El valor de las joyas

Los tasadores  son los que determinan el valor de una joya basándose en metales, gemas,…

Pero hay algo mucho más determinante a la hora de hacer una valoración y es el componente sentimental.

Las joyas son caprichos, regalos e incluso recuerdos.

Me han encargado dos colgantes que tienen un valor incalculable para sus dueñas y también para mi. Van a ser el recuerdo de dos personas que ya no están, dos personas adoradas por su familia y queridas por sus amigos. Dos personas que van a formar parte de nuestra memoria y ahora me toca a mi representarlos en dos joyas.

No os mentiré, lloré al verlas acabadas. Son dos piezas muy sencillas, tal y como me ordenaron, con un simbolismo obvio. Se buscaba algo discreto, para poder llevar el recuerdo siempre puesto, aunque el recuerdo no nos abandona nunca.

El valor sentimental de estos dos colgantes siempre va a ser infinitamente superior al que le de cualquier tasador.

Me siento orgullosa de haber sido elegida para hacerlos, de poder ayudar a mantenerlos vivos en la memoria, de poder hacer algo con mis manos que los represente.

colgantes-plata-recuerdo

 

Publicado el

¿En qué mercadillo me pongo?

expositor

Estoy saturada de mercadillos.

Quiero que la gente conozca mis joyas,  las vean,  las prueben, que las puedan tocar. Internet es un gran mundo pero le falta el probador.

Busco una vía para mostrar mi trabajo y la solución evidente son los mercadillos.  Estamos en racha, hay dos millones entre los que elegir pero , ¿cuál es el mío?. Me gustaría algo muy enfocado a la artesanía, al hecho a mano real. Algo cuidado, organizado y con un público no desorbitado, entre demasiada gente es difícil moverse y mirar las cosas tranquilamente.

Aprovechando el mes que me tuve que tomar de asuntos propios fui a ver un par de mercadillos.

El primero me pareció un desastre. Todos los puestos estaban mezclados unos con otros , no sabías si la chica que vendía la miel también te podía encasquetar un collar de perro. No había ninguna diferencia entre negocios serios y la gente que en una mesa había mangado 4 tebeos que tenía por casa y ocho gorros tejidos por su abuela. Ni si quiera podías saber el nombre de la mayoría de puestos, ya que ni ellos se anunciaban ni el mapa que aportaba la organización aclaraba nada. Mucho desorden,mucha gente,  demasiadas cosas sin rasero aparente, música atronadora y discotequera ,…

El segundo no se quedaba atrás en lo que a música estridente se refiere pero estaba mucho más organizado. Parece que sí exigen un mínimo a los participantes en cuanto a lo que ofertan y a la manera de mostrarlo. También es más pequeño, con lo que resulta más ordenado, más acogedor y más limpio.

He de decir que antes de ir a verlos ya había solicitado información y el primero , el más desorganizado, funciona mucho mejor a la hora de responder. Bueno, no es que funcione mejor, es que es el único que me contestó. De hecho envié formularios y correos a diestro y siniestro y sólo tengo una respuesta. No os penséis que es porque mis productos no interesan, porque no saben quién soy ni a qué me dedico.

Sigo buscando así que  ¡organizadores del mundo, enviadme información!

 

 

 

Publicado el

Adrián

El nombre de Adrián hace referencia a “aquel que viene del mar” .

Yo no sé si nuestro Adrián viene del mar o de dónde pero lo que sí sé es que ha sido una nueva alegría para las chicas de Turismo ( aquellas amigas de las que os hablé en Al Alba).

No os puedo contar pormenores, son cosas de amigas , pero sí os puedo decir que Adrián debe ser el niño más deseado del mundo. Y la felicidad que tenemos porque ya tenga más de un mes entre nosotras es una sensación genial.

Para celebrar todas estas emociones quise hacer un regalo a su madre, un colgante en el que se refleje todo el amor que le tenemos y que tenga una identidad, la de Adrián.

¡Qué suerte tengo con estas amigas! Siempre me buscan nombres con mucho simbolismo para ponérmelo fácil . GRACIAS

Bienvenido, ADRIÁN.

colganteadrian0
Colgante de plata combinando acabado en brillo y diamantado.

 

Publicado el

Se me sale el corazón

Me encanta la expresión ” se me sale el corazón” , refleja a la perfección esa mezcla   de amor,  nervios y  felicidad .

Amor de pareja , de madre, de hermanos , de amigos, … Mil clases de amor y mil fechas para demostrar ese amor que tenemos.

Soy de esas personas a las que les encanta hacer regalos. Bien es verdad que no suelo atenerme a días de celebración, simplemente veo algo, me recuerda a alguien y una fuerza sobrehumana me incita a comprar el regalo .

Mi nueva colección ” se me sale el corazón” es perfecta para ese regalo especial, ese “lo vi y no me pude resistir”.  Es un muestrario explícito del corazón fuera del pecho , de los nervios cuando ves a esa persona, del amor hacia tu pareja, del cariño hacia tu madre,…

San Valentín ya está aquí pero ,insisto, todos los días son buenos para decirle a alguien que le quieres.

 

Publicado el

Totalmente artesano

Me pregunto dónde está el límite entre lo artesano y lo industrial , lo mecanizado y lo manual.  Busco la definición de artesanía en el diccionario y tampoco me aclara nada. Y concluyo que no tengo que buscar definiciones ni discernir entre métodos, que artesanía es lo que hago yo en el taller.

Ya os he contado que estuve unos años alejada de este trabajo y ahora me toca reciclarme y volver a aprender.  Muchas de las cosas que hago parten de experimentos, de intentos para amoldar la plata a lo que yo veo en mi cabeza.

Os voy a contar mi proceso con esta pulsera.

Pulsera rígida de plata y piedra de azabache. PVP:40€
Pulsera rígida de plata y piedra de azabache. PVP:40€

Todo empezó porque quería hacer un chatón  cuadrado para ponerle azabache. Primer paso superado, chatón realizado con éxito. Luego soldar el chatón  y la chapa cuadrada a lo que sería la estructura de la pulsera y listo. Para dar forma ovalada a una pulsera usamos una “lastra” y resulta que yo no la tengo así que aquí empieza la artesanía pura y dura y el sacar recursos de debajo de las piedras. Tenazas , dedos, maza y …. ¡un rodillo de amasar! No os voy a engañar , al principio el resultado no fue el esperado así que salí del taller enfadada y frustrada. Al día siguiente me pudo el orgullo y obvié el hecho de la deformidad de mi pulsera y empecé a tallar el azabache.

El azabache es complicado pero muy agradecido cuando sale bien. El cuadrado me quedó genial a la primera así que ya sólo me quedaba darle la forma ovalada a la pulsera. Otra vez tenazas, otra vez mazazos y mi gran aliado, el rodillo.

Aquí tenéis mi pulsera con su maravillosa forma ovalada. La artesanía es el trabajo con las manos y la cabezonería de la dueña de esas manos.

Pulsera rígida de plata con piedra de azabache. PVP: 40€
Pulsera rígida de plata con piedra de azabache. PVP: 40€